top of page
  • Foto del escritorHéctor Mendoza

Ahimsa: El camino hacia la paz interior.

¿Qué es Ahimsa?


Una mano realizando un mudra con árboles de fondo.

Estamos en un mundo caótico y violento, creo que decirlo no sorprenderá a nadie. Pero eso no significa que debamos vivir así, podemos vivir una vida de paz interior y armonía, eso es lo que nos enseña Ahimsa.

Quédate hasta el final de este blog para descubrir consejos para vivir esta vida.


Ahimsa es un concepto propio del yoga que se define como la "no violencia", de hecho es uno de los 5 Yamas, es decir, es uno de los principios éticos que rigen la práctica del yoga, y la vida del yogui.



¿Qué Beneficios nos da Ahimsa?

Practicar Ahimsa nos invita a vivir una vida basada en la compasión, el respeto y el amor. Entre sus los beneficios que encuentras de su práctica están:

 

  • Paz: La práctica de la no violencia nos ayuda a cultivar la paz interior y la tranquilidad ya que también implica la no violencia hacia uno mismo.

  • Mejora tus relaciones: Ahimsa nos ayuda a desarrollar relaciones más sanas, seguras, armoniosas y desde el amor.

  • Bienestar: La no violencia nos ayuda a vivir una vida más plena, reducir estrés, crear entornos más sanos y una mejor actitud mental.

  • Un mundo mejor: Al practicar Ahimsa, contribuimos a crear un mundo más pacífico y compasivo para todos.



¿Cómo practicar Ahimsa?


“Pero si hoy no golpeé a nadie” ya soy pacífico. 

Espero que este no sea tu caso y no andes golpeando gente por la vida. Pero te tengo una mala noticia, no violentar físicamente no es vivir bajo el concepto de Ahimsa, si bien hoy no ahondaremos en gran profundidad en el concepto sí es importante saber lo siguiente: 


Ahimsa no solo es la ausencia de violencia física. No se limita a lo físico, también es la no violencia sutil, no violencia en pensamiento, y palabra; incluso abarca la no violencia hacia el mundo interno, hacia uno mismo. 


Me dirás “Ya me mareaste, Ahimsa es no violencia, pero no solo eso, no puedo ir golpeando gente cuando me hagan enojar y eso me hará vivir mejor, y además de todo hay más detrás de ese concepto…”. Y yo te diré: Así es. 


Si ahora te estás preguntando “Bueno pero ¿Entonces cómo le hago?”, aquí te van algunos consejos para practicar Ahimsa: 


  • Practica la compasión, con los demás, y contigo. 

  • Se amable.

  • Respeta tus límites, y los de los otros. 

  • Cultiva el amor propio. 

  • Evita palabras negativas.

  • Identifica y trabaja sobre los pensamientos negativos. 

  • Respeta tu medio.

  • Participa en actividades que promuevan la paz.


Como pudiste ver Ahimsa no es un concepto místico y lejano, se puede aplicar en nuestra vida diaria. 


Te comparto algunos ejemplos extra:

  • Practica la comunicación asertiva y no violenta

  • Busca formas pacíficas de resolución de conflictos.

  • Se honesto contigo y tu entorno. 

  • Toma tiempo para ti

  • Apoya a tu entorno (dentro de tus posibilidades).

  • Apoya causas que promuevan la paz y la justicia social.


Y qué crees, practicar yoga puede ayudarte a cultivar estados de relajación, conectar contigo y fomentar la paz, si no sabes dónde practicar aquí puedes checar nuestras clases. 


En el yoga hay un montón de métodos, algunos se pueden adaptar mejor a lo que buscas o a tus necesidades, en Dhya les compartimos los métodos Hatha y Restaurativo, aquí puedes leer un poco más al respecto. Pero no solo existen estos métodos, puedes encontrar tantas aproximaciones como estudios y maestros encuentres. No dudes en probar y cambiar si no conectas. 

 


En conclusión:

Ahimsa es no violencia, es un camino hacia la paz interior y exterior. Este camino no solo implica la acción, también supone la palabra y el pensamiento. A través del cultivo de Ahimsa podemos contribuir a crear un mundo más compasivo para todos.



3 tips para cerrar:

  • Ahimsa es un camino, disfrútalo.

  • Todos los pasos cuentan, por más pequeños que sean.

  • Ten compasión contigo en el camino, habrá días en que no salga tan bien. 



Vuelve a leer:




Palabras clave: Ahimsa, no violencia, yoga, beneficios, práctica, vida diaria, paz interior, compasión, respeto, amabilidad, amor. 


¿Dónde puedes explorar más?


Espero de corazón que este breve blog te haya inspirado a probar Ahimsa para tu propia vida.

En un siguiente post exploraremos cómo se ve Ahimsa sobre tu esterilla cuando practicas yoga, suscríbete debajo y no te pierdas ese blog. :)


¡Namasté!


Comments


bottom of page